CONAPESCA tapadera de inspectores corruptos

*Pescadores nayaritas le piden al Gobernador Roberto Sandoval, frenar las tranzas de Karlos Fabricio y sus 40 ladrones
*Aseguran ser humillados y amenazados por los vaquetones inspectores, si no dan “mochada”

/ 23 / 08 / 2012

 Por: Arcelia García Ortega

Tepic, Nayarit; Miércoles 22 de Agosto de 2012.- Una creciente indignación se registra entre los pescadores nayaritas, por el actuar en Nayarit de los inspectores de la CONAPESCA, comandados por el “multicalificado” por los mismos pescadores, como corrupto y prepotente, Karlos Fabricio Gastelum, a quien en múltiples declaraciones han asegurado que lo protegen sus jefes en Mazatlán, Sinaloa.

Con cierto, temor a hablar, se acercaron los pescadores a esta redacción para denunciar a Fabricio Gastelum, y es que señalan que tienen temor a denunciarlo ante las autoridades correspondientes por miedo a represalias; temen por sus vidas.

Aseguran que son humillados y amenazados si no dan “mochada” a los vaquetones inspectores; “por 8 ó 10 kilos de camarón que sacamos para vender, incluso, porque nuestras familias no tienen qué comer, y hasta por un kilo, nos extorsionan”, denunciaron los pescadores.

En su desesperación y al no saber a quién acudir, porque según su versión, Fabricio y sus inspectores, “gritan a los cuatro vientos”, que a ellos nadie les puede hacer nada, ni el Gobernador del Estado, ni la Procuraduría, ni SAGARPA, ni el Congreso, mucho menos CONAPESCA, acudieron a este medio de comunicación para pedir la intervención del gobernador del estado, Roberto Sandoval Castañeda, para que ponga fin a la serie de atrocidades por parte de Karlos Fabricio y su sequito de 10 inspectores de CONAPESCA, que con las ganancias que obtienen, se ponen tremendas borracheras y se dan la gran vida a “costillas” de las 20 mil familias que dependen del sector pesquero.

“Nos consta a los pescadores que los inspectores se pasean en todas las comunidades de la zona estuarina, y que existen compradores que adquieren hasta una tonelada del crustáceo y no les hacen nada, por lo que consideramos, se trata de una injusticia, ya que agarran dinero para hacerse los disimulados”, expresaron los denunciantes.

Las grandes embarcaciones –añadieron- son las más beneficiadas de la producción camaronícola del estado de Nayarit, son las que acaparan la especie llevándola a sus estados a venderla a altos precios.

Destacan los pescadores que para cuando llega el tiempo que se levanta la veda, el camarón ya se fugó al mar y las embarcaciones se lo llevan bajo la complacencia de los inspectores de pesca.

Los pescadores fueron más allá en sus denuncias, al asegurar que los inspectores, violando la ley federal de pesca, permiten que se comercialice mediante permisos falsos, afectando así la producción del crustáceo y el que se vaya acabando con esta especie porque al no respetarse la veda, no se reproduce como debería.

A partir de las denuncias publicadas no sólo en este medio, es necesario que se haga una profunda investigación de lo expresado por los pescadores, y que se valore la situación porque no se puede estar violando la veda y mucho menos que se extraigan grandes cantidades del crustáceo, afectando la producción.

Mucho se ha mencionado que se deben de buscar proyectos para que cuando haya veda los pescadores se dediquen a otra cosa para poder obtener ingresos, pero tenemos que hay una Ley de Pesca, que es “letra muerta”, y que quien es responsable de elaborar la reglamentación correspondiente para que se termine con tantos y tantos problemas que existen en materia pesquera, que es la Dirección de Pesca, “duerme en sus laureles”, por lo que la corrupción, así será más difícil de ser erradicada, más cuando las mismas autoridades federales hacen oídos sordos a las denuncias de corrupción por parte de sus inspectores.

El que se atente contra la reproducción del camarón afecta a todos, por lo que los pescadores conscientes de la situación piden que se haga una investigación de la red de corrupción que existe en Nayarit. Piden al Gobernador del Estado Roberto Sandoval, que meta orden en Nayarit, y que se les dé cárcel a todos esos inspectores -que dirige el tal Fabricio-, que cometen actos de corrupción.

Los inspectores hacen su “agosto” en tiempo de veda, y es que se aprovechan que la gente no tiene otra fuente de trabajo y se ve en la necesidad de sacar camarón en tiempo de veda; el trabajo de los inspectores es vigilar, cuidar las especies de pesca, y si no lo  hacen, y si los mismos pescadores no son conscientes del daño que causan, y no se unifican para buscar qué producir en tiempo que algunas especies están en veda para poder subsistir, se agudizará la crisis económica en las zonas que viven de la pesca por estar depredando las especies que ahora les permiten subsistir y darles de comer a sus familias.

No obstante los pescadores aseguraron que se tiene confianza que las cosas se arreglen en las próximas semanas, ya que de lo contrario se habrán de acudir a instancias superiores o manifestarse por otros caminos.